03 septiembre 2008

Vida y tiempo de Michael K

Micahel K es un hombre al que la vida no le ha sonreido. Nació con un defecto en la cara (labio leporino) y es un poco retrasado. Su madre le metió en un internado cuando era un niño y muy remotamente iba a visitarle. Cuando creció, Michael se volvió jardinero y trabajó para el ayuntamiento hasta que un dia su madre enfermó.
Convencido de que había venido al mundo para cuidar de su madre, deja el trabajo y se va con ella a cuidarla al diminuto donde vive ella. Cansada, y a medio vivir, la madre le dice que le gustaría regresar a su lugar natal: Prince Albert. Es así como inicia la aventura de Michael por llevar a su madre a su lugar de origen, a pesar de la guerra que se ha posesionado de todo el país, violando los toques de queda e incluso sin documentación, Michael decide llevarla caminando para evitar riesgos...
Es así el inicio de una novela que nos muestra otra cara de la Sudáfrica de J. M. Coetzee, donde los "campamentos" abundan y algunas veces se pierde el límite y se confunden con campos de concentración; la innegable dificultad para vivir en un mundo donde sólo unos tienen el poder y los otros "... ha limpiado y barrido casas toda su vida, para que cuando muera la quemen y los regresen diciendo que ya no les sirve...".
Un libro bueno, donde vemos a alguien que no es nadie convertirse en ese nadie respetado, donde las cosas que narran, las injusticias y lo demás siguen impunes, donde una revolución es la esperanza...
Publicar un comentario