22 marzo 2005

Respeto a una muerte digna

Las cosas que pasan en nuestro mundo son variadas en sitaciones pero existen miles de similitudes entre ellas. Millones de accidentes pasan día con día, todos de distinta índole, pero con consecuencas muy semejantes: muertes, heridos y algunas veces un estado intermedio entre ambas.
En muchos lugares del mundo civilizado se han levantado polémicas por la muerte asistida, o en términos médicos Eutanacia. Esto consiste en la acción de una persona que ayuda a morir a un enfermo que no podría acabar con su vida debido a ciertas secuelas sufridas alrededor de su vida que no permiten que este lo haga por su propia mano.
En este punto entra la situación moral que existe; ¿cuánta ética se necesita tener para realizar esto? Legalmente es un asesinato ya que nadie puede disponer de la vida de otra persona, pero es aquí donde existe la compasión por las personas. Supongamos que hay un accidente en el cual pierdes toda movilidad para moverte, la situación de tu vida da un brusco cambio, te ves remplazado de tus propias actividades y todos los que te rodean son una mescolanza vana compasión, lástima y amor. Esto es lo que muchos enfermos sienten. Su vida prácticamente acaba en ese instante y las razones para vivir no son suficientes, ser una carga para muchas personas, no poder contribuir en nada...
Las cosas siempre son vistas desde distintas perspectivas; algunos optarian por luchar, encontrar un nuevo ideal y no verse acabados.
En este caso, sólo estoy tomando la perspectiva de accidentados, pero hay muchas más situaciones. Mi opinión es sencilla, cada quien es dueño de su vida, y las acciones que cada quien tome respecto a ella no pueden ser cuestionadas siempre y cuando no dañen a terceros. Si alguien tiene el deseo de morir, porque negarlo. Antiguamente, en épocas lejanas, la muerte asistida era parte inocual de la vida, ayudar a morir a alguien es una de las cosas que más valor deberían tener para una persona que termina confiando en tí la terminación de sus días. La situación religiosa y moral de una situación civilizada que tiene un porque para todo no puede llegar a entender una situación como esta. Sin duda, lo más posible es que esto siga siendo mal vista durante mucho tiempo, pero la verdad de las cosas es que todo depende el crital con que se mire.
Publicar un comentario