03 febrero 2010

Fuga, Hierro y Fuego

Puebla en pleno siglo XVIII, ve la llegada de un nuevo obispo recién traido del viejo mundo, cuya cabeza reformista y conservadora al mismo tiempo, no se haya en la ciudad creada por los ángeles (según cuenta la leyenda sobre la formación de Puebla) y sobre todo con la forma en como los conventos monjeriles llevan las riendas.
Por otro lado tenemos al escritor que nos contará la historia de las monjas y el motín que harán para mantener la forma de vida que han venido conservando desde hacía años antes de la llegada de Fabián y Mérido, el obispo de Castilla. Pero nos hilará la historia de las monjas rebeldes junto con la suya propia, cotidiana y particular desde que decide dejar su casa en la ciudad de México e irse a la Puebla de los 70's para escribir la historia de María Magdalena de la Concepción, la monja lideresa del movimiento y su enfrentamiento con el cura Ortega y el obispo Fabián y Mérido; también nos muestra a su hijo, el revoucionario que se vío en el asesinato de jóvenes universitarios en el 1972; de su esposa, preocupada por él y el por qué dejó todo para escribir; de "nosotros", los "nosotros" de su hijo; de su pasado en la guerra (civil española).
PIT I, nos deja este libro en donde entrelaza la historia del escritor con la de las monjas, donde el mismo escritor forma parte como observador de la historia de la monja, interactuando con la realidad e incluso sin saber en donde está sucediendo la historia en un momento dado; Una excelente novela (un poco pesada al principio, por el prólogo de la formación de Puebla y el estatus social que daba tener una hija monja en el siglo XVIII) pero con un manejo de la historia que es maravillosa, y sobre todo el final, donde se dan los "5 minutos de victoria" que todos en la novela requieren. Muy recomendable.
Publicar un comentario