07 febrero 2009

Tabaco para el Puma y Hotel Limbo

Tabaco para el Puma de Juan Hernández Luna nos pone una entretenida y adictiva historia situada en Puebla, la ciudad fundada por los ángeles, en donde un mago, un cantinero, un carnicero espía, un escritor gringo de novelas policiacas; una estudiante de cine y su desaparecido novio; la ex esposa del mago cineasta de estudio, pero publicista de profesión; un bombero dirigiente de la huelga de luz en los 1930's, y un extraño aleman espía adicto al pulque se intercalan para mostrarnos los extraños casos de polleros filmados en un documental y seguir las pistas del aleman que ha desaparecido desde llos 20's en un México revolucionario y carrancista (en ese momento). Ganadora del Dashiel Hammet a mejor novela policiaca, Tabaco para el Puma es una soberbia joya del policiaco mexicano donde como siempre y en obreas de Hernández Luna todo se una y todo de jala para la novela.
Por otro lado, Mónica Lavin en su libro Hotel Limbo nos narra una historia de una mujer divorciada que por motivos laborales (es profesora) se dirige a un lugar no nombrado de México a dar un curso sobre "cómo hablar en público" donde conoce a un joven que la cautiva y le hace volar la imaginación. Así después de algunos meses (?) regresa para dar la segunda parte del curso con la intención de encontrarse con Alguien. Así es como entre espera y espera por el joven en su hotel, conoce a un pintor que busca a su hijo perdido, al que le pide que pinte denuda a la esposa de Alguien pero no termina siendo así y es ella quien termina siendo pintada... Una historia narrada atemporalmente, donde el principio es el fin y el fin es el fin. Intercalando cuentoys y las historias de los personajes entre sesión y sesión de pintura. Ua historia que es densa por la trama atemporal que maneja y te pierde, una escritura profunda y al principio cansada (no me gustaba cuando hablaba de la mujer, prefería al pintor y sus historias). Es buen libro pero pesado.
Publicar un comentario