15 febrero 2005

Amor, amor, amor

Amor, amor, que te pintas de cualquier color... Una extraordinaria canción de José José, claro como la gran mayoría de él. Pero esto trae a colación el que ayer 14 de febrero, celebramos otro día del Amor y la Amistad.
Qué es el amor ahora, qué fue del amor ayer y qué será de él a futuro. Las idelogías del amor cambian con los tiempos que nos siguen y seguiran. No puedes saber que esperar ahora de alguien en ese ámbito.
Yo no soy nadie para poder opinar muy a favor de este tema. De las últimas tres relaciones que he intentado ninguna se ha dado como quisiera... de hecho ninguna se dio. La primera de estas, fue una situación obsesión-necesidad (catalogada así por el señor David) que duró alrededor de dos años y medio si no es que más y de la que aún no sé si he salido bien librado. La segunda fue durante este lapso de la primera como una acción para dejar la primera, que medio se intentó pero que al final no se dio, y la tercera fue un tanto cuanto me gustas pero pues ya y no hago nada (en esa si me culpo totalmente); así que por eso no puedo dar una opinión personal del amor... bueno de hecho si puedo.
La grandiosa sociedad regida por el dios dolar, no solo se mueve por el dinero (queremos creer que aún no es así (a quién engaño)) sino que muchas personas además de querer una satisfacción economica buscan tambien una estabilidad emocional enfocando gran parte de sus acciones (consciente e inconscientemente) en encontrar a una persona con la cual puedan sentirse plenamete seguros y sobre todo bien; que exista una congenidad de ambas partes y sobre todo que exista esa reciprocidad de ambos, que los dos den igual cantidad.
Es una situación mercadológica como todo en está vida, seguimos un modelo que fue impuesto mucho tiempo atras y alc ual debemos de llegar para sentirnos plenamente satisfechos... pero que buen modelo seguimos. No se puede negar lo evidente, si todo el mundo gira por el amor (ver parrafo anterior si es que tu crees que eres de esos, el que está en paréntesis) porque algunas veces no actuamos como debiéramos cuando lo tenemos, o porque algunos de nosotros no podemos tenerlo por más que nos esforcemos. El mal de unos es la felicidad de otros...
Publicar un comentario