22 octubre 2012

Morderán el Polvo

Buscaba hace un rato una entrada de Gerardo de la Torre sobre su libro Nieve sobre Oaxaca pero descubrí que no había tal y que no había escrito nada sobre la novela del oaxaqueño de la Torre. Posteriormente les contaré de que va esta citada novela, de momento les cuento sobre una que me dejó muy muy de a seis: Morderán el polvo.
Situada en un tiempo incierto al inicio, después encontrado en los ochentas, De la torre nos escribe sobre la vida de un escritor, pero no cualquier escritor: un escritor de historietas y fotonovelas de lo que fue la gran industria historietil de México (para darse una idea de como estaba esta época les recomiendo los post de Luis Gantus sobre la industria historietil en México) y los extraños amores que tiene en su vida y que lo situan en una rara situación donde no se sabe que es lo real y que lo imaginario.
En su prosa encontramos ese dejo de misterio y de cotidianeidad que se entremezclan dejando en claro que lo que va a suceder puede no llegar a pasar. La historia va sobre Edgar, el escritor y como se encuentra en un curso de dramaturgia en la UNAM y el como llega a conocer a una chica que le moverá el piso y su mundo por completo, incluso llegado a vivir con él de buenas a primeras y cómo poco a poco la relación irá decayendo hasta el punto de la ruptura. Pero no es cualquier ruptura, un día Edgar (que también había estudiado medicina) la cita para que se lleve sus cosas y cuando menos se lo espera ella, un pañuelo con formol será lo último que...
Pero no sólo es ella, tambien desfilan por su vida otras mujeres que poco a poco sufrirán una suerte similar, pero que no se sabrá que es lo que les espera hasta el final. 

“Nunca me he ido a la cama con una mujer fea, pero he despertado con algunas horribles. Se hablará aquí de Gladis, a quien recluté la noche de una tarde en que, harto de trabajar en el guión de un historieta, y beber en solitario vodkas con agua quinada, tomé un taxi y pedí al chofer que me llevara a Bella Irene, en la calle Izazaga”.
Morderán el Polvo, Gerardo de la Torre
Publicar un comentario