12 noviembre 2012

El caso tequila

Vuelve Sunny Pascal, el detective beatnik en una aventura donde se verá entrometido por "voluntad" propia y en la cual, se verá su capacidad para vivir al ritmo de las estrellas Hollywoodenses en el paraiso llamado Acapulco.
En esta ingeniosa aventura del detective se repite el estilo de narrar la historia que en Trago Amargo: Cada capítulo tiene el nombre de un Cóctel, después los ingredientes para su elaboración y una pequeña semblanza del trago: sus orígenes, curiosidades... y por último una canción con la que acompañar al cóctel. Posterior a este prefacio, sigue la narración propia del capítulo.
Todo comienza cuando el socio de Sunny, el productor de Hollywood ...., lo cita junto con un gran editor de la DC comics (posiblemente Gardner Fox, no lo recuerdo) con un "interesante" proyecto de hacer que Johnny Weismuller, el (dicen y decía mi papá) mejor y único Tarzán que haya existido regrese al mundo del espectáculo con una nueva serie de televisión basada en Animal Man (o algún superhéroe de DC que vive en la selva... en DC no soy nada bueno). El trabajo de Sunny consiste en ir a Acapulo, donde Johnny es accionista de los hoteles Flamingo y donde se encuentra pasando un tiempo, y sacarlo de apuros. Sumándole a esto, una extraña conspiración del gobierno gringo en la que se verá envuelto Sunny y que le meterá en apuros con la mafia y la relación de esta con  el gobierno mexicano.
Una novela buena, que te mete por tramas complejas y un poco sacadas de la manga, pero que cumple con su cometido: picarte hasta que ya no puedas dejar de leerla.
Publicar un comentario