13 marzo 2011

Que se levanten los muertos

Acabo de terminar un libro de Fred Vargas, escritora francesa de novelas policiacas, además de historiadora y arqueóloga. E libro se titulo Que se levanten los muertos perteneciente al ciclo de "los tres evangelistas".
La historia trata sobre una mujer llamada Sophia Simeónidis, antigua cantante de ópera, que un día encuentra plantado en su jardín un árbol. Por otro lado, Marc Vandoosler ha estado observando atentamente un caserón contiguo al hogar de la ex-cantante, con el agua hasta el cuello, piensa las posibilidades de mudarse a él. Es por ello que decide llamar a Mathias, un historiador de la prehistoria para que, junto con él y su padrino, se muden dividiendo los gastos. Por su parte Mathias extenderá la invitación a Lucien, otro estudioso de la historia, pero en su caso de la Gran Guerra (1ª Guerra Mundial). Con ello, los tres historiadores (porque Marc también es historiador, pero de la Edad Media) y el padrino de Marc me mudan a vivir a la casa, estableciendo un extraño orden cronológico en los pisos de la casa.
Repentinamente, después de hacer amistad con los vecinos: Juliette por el lado derecho y Sophia por el izquierdo, la extraña desaparición de la cantante llega a poner el caos en la calle, sobre todo en alerta a Juliette, gran amiga de la desaparecida y sobre todo, la extraña aparición del árbol y la relación con la suerte de la cantante.
Una historia amena y rápida, que poco a poco te envuelve en las extrañas personalidades de sus protagonistas: San Marcos (Marc), San Lucas (Lucien), San Mateo (Mathias) y el padrino de Marc (expolicía, corrupto de alguna forma no descrita, mujeriego y noble personaje que poco a poco dejara que la madeja se desenvuelva para encontrar al asesino) y las pequeñas cosas que poco a poco dan pie a los acontecimientos. Una novela que me gustó mucho.
Ahora, el problema será encontrar nuevos libros de esta escritora francesa, que vale decir, me ha ganado.
Publicar un comentario