16 noviembre 2010

El Infierno puede esperar

La continuación de Malasuerte en Tijuana de Hilario Peña.
Un libro con todo el estilo anterior: rápido, conciso, negro, cínico; donde queda en claro manifiesto la cultura del narco ya como un referente en la literatura mexicana.
El protagonista esta vez es Silverio, un aburrido vendedor de accesorios celulares que decide abandonar todo por seguir a los Testigos de Jehová donde cree que podrá hacer algo de su vida completamente distinto y así ganarse el paraiso.
En una de sus salidas de highlander es como conoce a Telma, la mujer de sus sueños y sus perdiciones que lo llevarán a embarcarse con el esposo de Telma, colector de mujeres para antros de perdición y desencanto en Tijuana e incluso del doble del "Canelito", el narco más peligroso del norte del país (que casualmente es el hijo de Malasuerte).
Es bajo el alias del Canelito que llega a Tijuana para "hacer las pases" con Malasuerte e incluso le apoya en un caso que le da fama mundial.
La verdad fue un gran libro al igual que el predecesor. Espero con ansia que haya una nueva aventura del Malasuerte.
Publicar un comentario