19 octubre 2010

Cementerio de Papel

En México durante casi 3 décadas hubo una gran represión por parte del estado contra los grupos guerrilleros. La tan llamada "Guerra Sucia" que el gobierno jugó contra los grupos de cambio como el Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR) o la Liga Comunista 23 de Septiembre (conocida como "la Liga" a secas) tuvo como consecuencia la desaparición de cientos de jóvenes, otro tanto torturados y otros más muertos.
Durante el sexenio de Fox se abrieron al "público" los archivos de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) que fuera manejada por Miguel Nazar Haro, y de la secretaría de Gobernación con todo lo relevante a la guerra sucia y las desapariciones. También se creó la fiscalía especializada para resolver los delitos del pasado del Estado contra grupos y movimientos sociales.
Es precisamente en este punto de la historia reciente donde Fritz Glockner fija la novela. Comienza con la muerte de una guardia policial en el Archivo General de la Nación. Cuatro intelectuales (un reportero, un historiador, un estudiante de doctorado y un hijo de una víctima del estado) deciden averiguar cómo fue la muerte de Eva. También entre capítulo y capítulo se narran unos excelentes "testimonios" (entre comillas, no sé si son reales o no) y chaquetas mentales de Miguel Nazar Haro; de testigos y de Rosario Ibarra de Piedra.
La novela termina con un dejo de impunidad donde todo parece perdido y el ex titular de la DFS triunfa. La novela está situada en el 2002. Irónicamente, dos años después en 2004, Miguel Nazar Haro cae preso.
Publicar un comentario