08 marzo 2010

Día de la Mujer 2010

Me considero feminista, y lo he hecho desde hace muchos años, pero ya tomando papeles en el asunto me doy cuenta que muchas cosas de las que predico no las hago. Y he reparado en ello gracias a mi novia (y sus estudios de género) y las actitudes que tomo en algunas cosas, como por ejemplo, no cederle a lo que ella quiere, hacerle menos en actitudes, etcétera...
Una cosa es hablar y otra hacer; diríase: "Cae más rápido un hablador que un cojo", y sí es cierto. El hombre, ¡que animal tan estúpido somos (y sólo hablo del género masculino)! Celosos, mentirosos, miedosos, agresivos, paranóicos y muchas otras etiquetas que bien podemos ponernos: mirones, egoistas, machistas, infieles...
Escuchaba en la mañana el noticiario con Carmen Aristegui y una diputada del PRD miembro de la comisión de equidad y género, que ésta última mencionaba el agravio que se hace a la mujer en otros estados de la república y en comparación con los habitantes del DF la cantidad de "logros" (porque no son logros, sino derechos que no se han reconocidos y poco a poco ganados) para la mujer: refugios, atención contra violencia, aborto y la decisión de decidir su sexualidad, etc. Pero según las estádisticas (también escuchadas y posiblemente no las correctas, aclaro) que las mujeres ganan un promedio del 70% en comparación con el hombre en un trabajo igual, que no es reconocido el quehacer doméstico como una profesión remunerada; que más de tres cuartas partes de la población en México son pobres y mujeres.
Ya para cerrar, según la diputada, el papel de la mujer en el tiempo actual es equivalente al de hace cien años...
Publicar un comentario