06 julio 2008

1984

La semana pasada leí 1984 un libro en que si bien es coniderado como uno de los objetos más utilizados contra el socialimso, también es un gran detractor del capitalismo y el uso constante de aparaos represivos y los medios de comunicación como alienantes en una sociedad. De ahí el cocepto del "Gran Hermano" (Big Brother).
George Orwell es el autor de esta novela en la cual se nos muestra un mundo controlado en todo los sentidos por el "Partido", desde la procreación hasta la muerte; donde los miembros del partido no deben ni tienen porque tener procesos mentales propios, no existe una indiviualidad, no hay amor y todo se vive y se desvive en honrar al partido: con guerras eternas, un extremo sentido del patriotismo que se inculca desde niños llegando incluso a la delación (de delatar) a sus propios padres por crimental (crimenes mentales pensados por alguien que dañan u ofenden al Patido y al Gran Hermano). Un fanatismo extremo.
Nuestro protagonista es Winston Smith, un miembro del partido que trabaja en el Ministerio de la Verdad, el encargado de los medios de comunicación; desempeña un trabajo relacionado con la manipulación del pasado para hacer que todo lo que el Partido y el Gran Hermano dijeron en el pasado se convierta en realidad sin importar los hechos. Es ahí donde conoce a O'Brien, un miembro del partido interior que al parecer sufre de la misma repulsión al partido mismo a pesar de no decir nada y sólo una mirada parece confrmarlo todo. También es donde conoce a Julia un amujer que al igual que él aborrece al partido debido a su forma de llevar; es una libertina que viola constantemente las leyes no escritas de Oceanía y del Partido.
Todo comienza cuando Winston escribe un diario y sus primeros pasos fueron "Abajo el Gran Hermano" escrito. El mismo hecho de haberlo pensado significaba la muerte (la vaporización como le dicen). Y es así como comienza un enorme libro basado en las contradicciones de las cosas, la realidad de los hechos y la irrealidad de los mismos a partir de lo que el Estado diga, el creer o no creer, el comprobar las cosas estando e incluso no estando todo por un simple dicho o hecho del Gran Hermano.
Una novela buena que si bien critica los régimenes autoritarios comunistas y nazis de principios de siglo pasado, bien se ajusta a los tiempos actuales en muchísimos sentidos.
Publicar un comentario