01 agosto 2013

Soul Music

Después de algunos años (transcurridos en el Mundodisco) sabemos algo de lo que sucedió con Mort e Ysabell, el ayudante (temporal) y la hija de la Muerte (respectivamente): tuvieron una hija. Esta hija de nombre Susan Sto Helit (recordando brevemente que al final de Mort, Mort queda como el duque Sto Helit después de que la realidad se repara) ha recibido la noticia de la muerte de ambos padres en el instituto al cual asiste (una especie de internado altamente estricto solo para señoritas), y sin saber nada de su poderoso abuelo (y sin sospechar su extraña habilidad de desaparecer (o hacer que las personas noten que está ahí)) se verá envuelta en la necesidad de seguir con el trabajo familiar, aún a su pesar, después de que la Muerte de la Ratas, Binky (el caballo blanco de la Muerte) y un cuervo que sirve de intérprete la obliguen a cocechar las almas de los muertos.
Por su parte La Muerte está deprimida y vaga por el disco buscando la forma en como poder olvidar algo de su omnipresente memoria dejando el trabajo votado una vez más. Albert, el fiel sirviente de la Muerte, se verá en la necesidad de abandonar nuevamente la morada de la Muerte para buscarle, muy a su pesar de que solo tiene 19 días por delante...
Mientras tanto, un joven ha decido que será músico dejando atrás su lugar natal para buscar fama en Anhk-Morpor. Pero no cuenta con que la música ha decidido mostrarse tal cual, cosa qué para variar, puede hacer que el disco se vea amenazado una vez más.
Este libro es una parodia del Rock & Roll y toda la contracultuta/cultura que hay con ella: groupies, conciertos, grupos copiando a otros, las ventas de camisetas, la música y la renuencia de otros a esta nueva ola, etc.
Se recomienda mucho como todas las historias de Terry Pratchett
Publicar un comentario