03 mayo 2011

El Largo Adiós

La semana pasada terminé una chingonometría de libro: El largo adiós de Raymond Chandler. Ésta era la última de las novelas que me faltaba por leer y que había estado postergando porque, precisamente, es la última.
Tengo que decir que me dejó una gran gran satisfacción esta novela, una trama compleja y larga: un estira y afloja constante que si bien te desespera, te deja al borde de la emoción por saber que demonios hará Marlowe y cual es el motivo de la subtrama.
La historia va sobre un tipo llamado Terry Lenox, un hombre al que Marlowe conoce saliendo de un restorán, al cual su nivel de alcohol no le permite decidirse si entrar o salir del auto; junto a él una bella mujer le acompaña, pero termina dejándolo. Es por ello que nuestro detective se hace cargo de él llevándolo a su casa y ayudándole. Alguna otra vez ambos se encuentran siendo Marlowe nuevamente el salvador de Lenox cuando la policia estaba apunto de llevárselo por ebriedad. Así es como nace una "amistad" que le traerá a Marlowe mas problemas de los que está dispuesto a esperar. Sobre todo cuando la esposa de Lenox muere y el llega a pedir un viaje a Tijuana.
De ahí, la trama se complica y se mueve en direcciones que siempre apuntan a Lenox aunque Marlowe siempre dude de su culpabilidad.
Una excelente novela realmente.
Publicar un comentario