13 junio 2011

El Diablo me obligó

Mi primera aproximación al mundo creado por Edgar Clement fue gracias a mi gran amigo David. Recuerdo que llevó alguna vez la novela gráfica de Operacion Bolivar parte uno. De ahí quedé atrapado con la historia, buscando encontrar la parte faltante para saber que pasaba. No fue sino hasta mucho después, cuando Caligrama sacó la reedición de la excelsa novela gráfica, que pude terminar de leer y sorprenderme más y más de esta apasionante historia y sobre todo de ese "universo" que se fue creando.
Años después, salió Kerubim, continuación del universo de Clement, y con la ahora adición de la karibumaquia: peleas entre ángeles, diablos, naguales, y qerubines. Sobre todo, se hace mención de unos seres llamados diableros...
Después de leer el libro El Diablo me obligó, y gracias a una respuesta de Edgar Clement, me entero que Paco Haghenbeck, junto con Clement y Pancho Ruizvelazco en algún momento del tiempo planearon la pelea entre diablos, y como bien dice Clement, de su parte salió Kerubim, de la Haghenbeck, El Diablo me obligó.
El libro nos cuenta la historia de Elvis Infante, un diablero que se encarga de capturar diablos, demonios y kerubines que encuentre. Al principio y en un tiempo, trabajó con el ejército de los Estados Unidos, en el cuerpo de diableros que fueron trasladados a Afganistan durante la guerra contra el régimen Taliban (sic.). Con la idea de capturar a viejos demonios, y en especial con la idea de su superior, el capitán Potocky, de capturar a Ahriman, el primer demonio conocido.
También se nos cuentan las historias y alusiones al Conclave, una organización que se encarga de organizar las peleas a nivel mundial de criaturas celestiales (caídas o no) en "El Hoyo" (un "hoyo" internacional y de altos vuelos internacionales).
La novela transcurre perfectamente, te deja la intriga entre que pasa con una linea del tiempo y con la otra. En mi muy particular caso, las reminiscencias de los libros de Clement (y de su página, Los Perros Salvajes). Muchas muchas chaquetas mentales de "qué pasaría si..." e incluso citas y presencias de personajes ya conocidos.
Si les gusta el universo que el Maese Clement ha levantado, es indispensable que lean este gran trabajo de Paco Haghenbeck.
Publicar un comentario